15.6 C
Mexico City

Relato, el reflejo de una vida que expone las heridas del alma con danza y teatro

Fotos de Fernanda Olivares y Alan Hernandez

Must read

-Con danza y teatro, Relato ofrece una mirada a la lucha interna y social del hombre

 

  • La vigencia de temas como la depresión, luchas ideológicas, masculinidad (su deconstrucción), justicia social y activismo político, se hacen tangibles desde una historia cercana.
  • Los creadores escénicos cumplen con el reto de evocar el espíritu de la época, la efervescencia de la ideología juvenil de la primera generación del CEU y la vida de Luis Alberto Alvarado.
  • Se presenta con una función única el día jueves 25 de agosto a las 20:30 horas en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris

 

Hay hechos que marcan de por vida volviéndose umbrales difíciles de cruzar, sin embargo, al hacer catarsis nacen las obras más puras como un manifiesto del alma. De tal forma es como sale a la luz Relato, un proyecto de danza teatro que se construye con el cuerpo en movimiento y la palabra en una composición de espacio, ritmo y música, para evocar la figura de Luis Alberto Alvarado como un reflejo de las heridas sociales que hoy en día siguen latentes.

Es mediante el desnudamiento de la mente, los recuerdos y el corazón de este personaje, que la coreógrafa Bárbara Alvarado*, junto con Juan Carlos Franco, ponen el dedo en la llaga sobre las visiones erróneas de la vulnerabilidad y al mismo tiempo, se le da voz a un suceso personal que plasma en el escenario la intención de construir una mejor realidad a través de la exploración y conocimiento de uno mismo.

Relato también revela que hay narrativas y situaciones que se convierten en puentes temporales, la vigencia de temas como la depresión, luchas ideológicas, masculinidad (su deconstrucción), justicia social y activismo político, se hacen tangibles desde una historia cercana, con la que los espectadores pueden conectar con su presente.

Dicha obra surgió tras un doloroso periodo de pérdidas y crisis en la vida de la coreógrafa, donde el arte, la reintegración de su ser, aunado a la vocación por el quehacer escénico, fue su repunte para hacer esta pieza que forma parte de uno de los seis proyectos de Sueños para cruzar el puente que no explotó, trabajo que presentó para el Sistema Nacional de Creadores de Arte.

En contexto, Luis Alberto Alvarado fue tío de Bárbara. Nació en 1965 y fue miembro activo de la primera generación del Consejo Estudiantil Universitario (CEU) de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde los jóvenes que participaban en aquel evento, fieles a sus convicciones, lograron defender la gratuidad de la UNAM en los 80 y del cual han destacado figuras importantes de la actual clase política mexicana como Claudia Sheinbaum, Imanol Ordorika, Carlos Imaz y Antonio Santos.

En 1996, una bala en la cabeza puso fin a sus obstáculos; Luis Alberto decidió quitarse la vida.

Sobre Relato, Bárbara Alvarado comenta: “me parece importante hacer una obra de reflexión sobre la masculinidad ya que si es verdad que las mujeres hemos sido presas del machismo y la misoginia, también quería dar testimonio de que yo he conocido hombres de gran valor humano, ético, social, político, económico, filosófico, ideológico, entre ellos está mi padre, tíos, amigos y maestros, que también me apoyaron para poder ir construyéndome en libertad”.

Su obra se basa en tres caminos que se unen en un mismo destino. El primero de ellos es el de la memoria personal y emocional: “Luis Alberto era un tío al que yo admiraba, que era mi referencia como ser humano y de lo que representaba una pareja, ya que junto con su esposa Tere, se mostraban llenos de amor e ideales. A los 19 años, al enterarme de su suicidio me di cuenta que nada de lo que yo tenía pensado sobre el mundo me bastaba para explicar ese suceso. Desde entonces me prometí seguir con mis sueños y no tener miedo a las sombras. Tras su partida empezó mi camino de búsqueda”.

El paso siguiente fue lo documental. Fotografías, documentos, su tesis dedicada al Consejo Estudiantil Universitario y a los estudiantes de ese nivel. Empezar a encontrar quién era desde su excelencia académica, de la mirada de las personas que estuvieron cerca de él, obtener los documentos del CEU, qué fue lo que hizo a nivel político e ideológico, su comportamiento y de qué manera vivió después de ganar la gratuidad de la UNAM.

Y la tercera vertiente fue la recapitulación de la búsqueda documental y el proceso de investigación en conjunto con los intérpretes. Todos son hombres que se encuentran entre los 28 y 33 años, justo la edad de Luis Alberto. “Fue un proceso en salón alrededor de preguntas, improvisaciones, reflexiones y sobre ellas empezar a generar las primeras escenas que ya tenía muy claras, como Luis Alberto instalado en un desierto, en un andar de eones, encontrar la salida a ese estado de desilusión en el que entró y al mismo tiempo, generar con los chicos la búsqueda de un arquetipo, en este caso el de Orfeo que va a buscar al Inframundo a Eurídice y tras no poder rescatarla es desmembrado”, aseveró Alvarado.

Los creadores escénicos cumplen con el reto de evocar el espíritu de la época y la efervescencia de la ideología juvenil partiendo de lo colectivo a lo personal. Este acto de invocación cuenta con Bárbara Alvarado*, Luis Galavíz, Diego Martínez Villa, Paulino Medina, Vera Rivas y Antonio Soria, todos ellos comprometidos y complementarios entre sí desde sus distintas formas de habitar la escena gracias a su preparación física, profesional pero también abiertos a vivir su sensibilidad para poder tocar sutilmente el corazón del público a través del movimiento y las voces.

Para lograrlo, los seis intérpretes se ven arropados por un grupo de creativos cuyas trayectorias han demostrado un trabajo sensible, talentoso y arriesgado, que naturalmente fueron mezclando sus dispositivos escénicos en la medida que se fue necesitando de ellos para encontrar su potencia. Por lo tanto, la idea original, dirección coreografía y espacio escénico es de Bárbara Alvarado*. La dramaturgia y codirección está en manos de Juan Carlos Franco, también los acompaña Isabel Asiain en el asesoramiento vocal.

Del diseño de iluminación se encarga Alita Escobedo, en asistencia de iluminación se encuentra Anayansi del Carmen Díaz. Se suma al proyecto Selene Bautista en el diseño de arte y vestuario, la realización de vestuario está a manos de Lety Mendez, Adriano Morales con el diseño sonoro, batería y banjo; la música original es de Gerardo Tovar, en la interpretación de piano está Ale Sosa. Relato también cuenta con   Bárbara Alvarado, Diego Martínez Villa y Vera Rivas como productores.

La difusión y relaciones públicas corre por parte de Sandra Narváez. En la asistencia de dirección está Ale Sosa. La producción ejecutiva es de Bárbara Alvarado, Luis Galaviz, Vera Rivas, Antonio Soria y Ale Sosa. Un montaje de Aletheia Cuerpo Escénico y Mierda Bonita Producciones con el apoyo de la Secretaría de Cultura del Estado de Querétaro.

En otro orden de ideas, Alvarado describe que: “el proceso ha sido el montaje más doloroso y más placentero de la vida. Mi objetivo final era darle utilidad a tantos años, carreras, países en los que he vivido y trabajado con grandes maestros con los que he estudiado, compañeros creadores que están en mis células. Yo necesitaba ocupar todo eso y ponerlo al servicio de los jóvenes de ahora, de la memoria de nuestro país y al mismo tiempo hacer al menos un acto de salvación, al traer el nombre de mi tío a la luz, misma que comparte al equipo y a los espectadores”.

El montaje se ha presentado en el Teatro Ocampo en Cuernavaca Y Foro del Museo de la Ciudad en Querétaro con funciones llenas. Actualmente están preparando una función única el día jueves 25 de agosto a las 20:30 horas en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (ubicado en Donceles 36, col. Centro Histórico, metro Allende).

Bárbara Alvarado concluye con una reflexión sobre su andar: “Relato me llena de lágrimas, pero también de más vida, recordándome que el tiempo que tenemos es finito. Cada vez que me acerco a hablar de él a ensayarlo y presentarlo, vuelvo a vibrar con un suceso tan fuerte y doloroso para mí, pero tal como me hizo ver uno de los espectadores, que está lleno de muchísimo amor porque probablemente su partida me otorgó alas”.

Esta producción va dirigida a cualquier tipo de público ya que nos sitúa en un espacio emocional, físico, político e ideológico, que hoy -a pesar de las décadas transcurridas- es más vigente que nunca.

Los boletos tienen un costo de $250, entrada general. 50% de descuento, sujeto a disponibilidad y limitado a estudiantes de nivel básico, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno e INAPAM con credencial vigente (aplican restricciones).  Se pueden adquirir en la taquilla del recinto o en Ticketmaster

- Advertisement -spot_img

More articles

- Advertisement -spot_img

Latest article

error: Contenido con Derechos Aurorales !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad