9.7 C
Mexico City

Yumiko Yoshioka, referente de la danza butoh, regresa a México para interpretar Before the dawn, introspección sobre la trasformación

Fotografías: Juan Rodrigo Becerra Acosta

Must read

*El martes 25 de octubre, a las 20:00 horas, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo

*La destacada bailarina y maestra también ofrecerá un taller del 7 al 11 de noviembre

Fue hace dos décadas cuando la bailarina japonesa y coreógrafa Yumiko Yoshioka -representante de la primera generación de bailarinas de butoh- sintió la necesidad personal de hacer una introspección escénica sobre sus propias transformaciones y las que puede experimentar cualquier ser humano, mismas que pueden representar una nueva oportunidad de vida.

Tales inquietudes detonaron Before the dawn, pieza de danza butoh que la maestra Yoshioka interpretará en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque el martes 25 de octubre, a las 20:00 horas, con apoyo de la Coordinación Nacional de Danza del Inbal, en colaboración con el proyecto escénico Cromos de la Niebla de Marina Vera.

La creadora ha sobresalido en la escena japonesa y a nivel internacional porque es una artista que juega con la invasión de espacios y las instalaciones. Ha viajado por cuatro continentes compartiendo la danza butoh a través de sus espectáculos y sus clases magistrales. Con la firme creencia de que el butoh es una danza que traspasa fronteras y conecta con todas las naciones, la maestra Yoshioka mantiene tiene una relación muy profunda y larga con México, donde ha venido desde el 2004.

En entrevista, la japonesa habla sobre el origen y esencia de Before the dawn: “Hace 20 años realicé esta pieza que me representa, habla de mí, de mi trabajo. Habla de la luz, de la oscuridad, del día, de la noche, es decir, de las transiciones. Y creo que el ser humano siempre está en transición, los humanos siempre nos transformamos y hay oportunidad de comenzar de nuevo. Es un reflejo de mi filosofía: todo cambia y todo está conectado. Así que la pieza nos habla de esa posibilidad del comienzo de otra vida, de la oportunidad de comenzar de nuevo”.

Cuando la maestra describe su pieza, lo hace con emoción porque -insiste- es un reflejo de ella. Tras la reflexión que le provoca su creación, la bailarina asegura que hoy más que nunca se siente libre porque tiene menos apegos: “siento que tengo más espacios para recibir cosas nuevas y justamente cuando bailo esta pieza experimento más sensaciones por esa libertad que he alcanzado. Sin lugar a duda ya aparecen limitantes físicas por la edad, pero cuando bailo recibo mucha energía para vivir y seguir. Es una obra que me regenera”.

En Before the dawn la maestra Yoshioka detona un conjuro divino, invitando con sus movimientos y gestos a bailar con ella a seres de nuestros sueños y pesadillas. Sus articulaciones se rompen una y otra vez para que nazcan las sublimes y monstruosas criaturas que viven olvidadas en nuestra memoria; nacen bailando, y crea así un mundo de imágenes inconscientes que comparte con nosotros en un espacio atemporal.

Al preguntarle qué desea compartir con el público, la japones explica: “Es una obra redonda porque si bien tiene momentos profundos, oscuros, también hay situaciones divertidas y alegres como la vida misma. Quiero que el espectador experimente esas sensaciones y se de cuenta de las diversidades que pueden habitar en nuestros cuerpos que, quizá puedan estar dormidos, pero pueden despertar con una nueva luz, con una nueva esperanza”.

Finalmente, quien fue parte de “Le dernier Eden” -primer perfomance butoh en Europa-, considera que cada vez hay más espectadores interesados en el género butoh, así como artistas en producirlo: “Cada vez escucho a más creadores que aseguran se han inspirado en el butoh para sus obras. Y lo comprendo porque el butoh es un gran catalizador y detonador de experiencias nuevas. Es una herramienta muy fuerte de nuevas experiencias”.

El Taller

La maestra Yoshioka -quien reside en Alemania desde 1988-, ofrecerá el taller La Resonancia del cuerpo, basado en el movimiento orgánico, la danza butoh, la gimnasia noguchi y el juken.  

Sobre la esencia de este taller, la japonesa comparte: “El movimiento orgánico ayuda a liberar bloqueos de la misma vida cotidiana, así que este taller será una exploración interna del cuerpo, pero también externa. Espero que aprendamos a expresarnos, que podamos transformarnos y ser más receptivos, ya que, con el movimiento podemos despertar nuestra memoria, generar magia”.

Al preguntarle que piensa de la enseñanza de la técnica, expone: “La técnica es importante, pero sólo es una ayuda, es un puente. No debe ser el objetivo. Mucha gente malentiende, cree que el butoh es técnico y no lo es. Es conectar con el cuerpo, sentirnos. Hay que limpiar nuestro corazón para tener una vida orgánica”.

El taller se llevará a cabo del 7 al 11 de noviembre en la Escuela Nacional de Danza Folklórica del Inbal (a espaldas del Auditorio Nacional) Informes e inscripciones aquí, whatsapp 5529277663

- Advertisement -spot_img

More articles

- Advertisement -spot_img

Latest article

error: Contenido con Derechos Aurorales !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad